El llamado - Conexiones





Como hablábamos en escritos pasados, cuando Dios nos llama a realizar una labor tendemos a negarnos (porque nos enfocamos en nuestra capacidad, no en la de Dios), pero algo que no tenemos en cuenta, el señor tiene  un plan, y dentro de ese plan tiene las conexiones que son necesarias para que desarrolles tu llamado.

Quizás lo primero que piensas, es en lo económico, en la preparación intelectual o cualquier otra cosa (las escusas sobran a la hora de trabajar), pero nuestro llamado, no es desarrollado completamente en nosotros. Me explico, si tu llamado requiere editar videos constantemente y no sabes hacerlo, debes buscar una persona que haga esa parte.

Piensa un momento, ¿cuántos cristianos hay en el mundo?, ¿cuántas personas que pueden realizar el trabajo para el que Dios te llama?, Muchas verdad, ahora, ¿Por qué Dios te elige a ti?, esa pregunta puede tener muchas respuestas, pero para este escrito es la siguiente, porque él requiere que en ti se canalice lo que es necesario para que el llamado se cumpla.

Te lo ilustro un poco mejor. Una persona necesita hacer una casa, y te contrata a ti como director de la obra, ¿Cuál es tu trabajo?, ¿acaso es ayudar a mezclar, o desmontar los materiales de construcción de los vehículos de carga?, No lo es (aunque puedes hacerlo si no descuidas tu trabajo principal, pero eso puede ser un arma de doble filo). Tu trabajo como director es reunir un buen equipo de trabajo, que pueda cumplir lo que se te ha pedido, personas que entiendan tu visión, personas que hagan el trabajo contigo, no para ti (un líder tiene un equipo que trabaja con él, no para él), conexiones.

Todos necesitamos esas conexiones en el desarrollo de nuestro llamado, hasta Jesús tuvo sus conexiones, ahora bien, en base a esto te mostrare lo que he aprendido sobre las conexiones:

        1-Las conexiones son de dos tipos: directas e indirectas.

      2-Las directas: Son aquellas personas que están cerca en el desarrollo de nuestro llamado (Utilizando a Jesús como ejemplo, estas conexiones son sus discípulos), dentro de esta categoría tenemos tres sub-categorías  que son:


A-Temporales: Son aquellas personas que solo están para una tarea y un tiempo especifico en nuestro llamado.
Ejemplo: Potifar fue temporal para José.

B-Duraderas: Son aquellas personas que están la mayor parte, o todo el tiempo presente en nuestro llamado.
Ejemplo: Pedro fue duradero en el llamado de Jesús.

C-Trascendentes: Son aquellas personas que quedan tan marcadas con nuestro llamado, que aun hayamos concluido nuestro trabajo, ellos van por mas.
Ejemplo: Eliseo trascendió a Elías.

       3-Las indirectas: son aquellas personas que no tienen que ver con el llamado en sí, pero si te sirven para el desarrollo del mismo.

Ejemplo: Una persona que te da un consejo, alguien que te da de comer en un momento de necesidad, un mensaje que escuches a través de una persona no cercana a ti, una película que te inspira, una canción, entre otras.

Algo que debemos tener en cuenta, es que las conexiones no siempre son buenas (y no siempre son personas), pero son necesarias para poder desarrollarnos (Por eso el ejemplo de Potifar). Dios siempre utilizara un medio para darte las herramientas necesarias para cumplir con tu llamado, solo debes aprender a identificar, si (esa herramienta, esa persona, esa situación, etc.) es temporal, duradera o trascendente.

Si utilizas una herramienta temporal por mucho tiempo, la dañaras, si botas una duradera, la desperdiciaras y si retienes una trascendente, la condenaras a no cumplir su propósito. Pide sabiduría al señor para que te ayude a identificar, de que tipo son las personas, cosas o situaciones en tu llamado, así cuando uno se deba ir, a cumplir con el llamado que Dios le está haciendo estés preparado, para seguir desarrollando el tuyo.

Recuerda, eres el mayordomo de tu llamado, de ti depende crear un buen equipo, que trabaje bajo la misma visión, y de ti depende marcar esta tierra con tu llamado, de ti dependen los frutos.

¡Dios te bendiga!

Bryan Pérez.

Publicar un comentario

0 Comentarios