Salud Espiritual





Salud:
Estado en que un ser u organismo vivo no tiene ninguna lesión ni padece ninguna enfermedad y ejerce con normalidad todas sus funciones.

La salud es el estado de equilibrio del ser humano, no hay extremos que predominen, la comida que consideramos saludable es buena, pero en sus justas medidas. La salud espiritual tiene sus justas medidas, ni mucho espiritual, ni mucho material.

Hay personas que en sus áreas de trabajo quieren predicar, pero esto no es saludable, esto es desequilibrio, la mejor manera en que podemos predicar es con nuestro ejemplo, y se deben medir los espacios, el horario de trabajo es para trabajar, no para predicar.

Hay personas que se van del otro lado, para ellos todo es trabajo, y no le dedican tiempo a Dios, pero tampoco le dedican tiempo a sus hijos, y mucho menos a su pareja, y estos factores influyen en nuestra salud espiritual.

Para tener una buena salud espiritual, debemos resolver los aspectos materiales.

Mateo 11:28-30 28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas,30 porque mi yugo es fácil y ligera mi carga.

Dios sabe que para nosotros estar conectados con el, primero se debe resolver lo cotidiano, y cuando me refiero a resolver, no es a que todo esté perfecto, sino más bien que todo esté bajo control, el control de Dios.

Dios nos pone la mejor oferta, ocupate de lo mío, que yo me ocupo de lo tuyo. Pregunta que te hago, ¿Quien tiene más recursos, Dios o tu? y el trabajo que harás para Dios, el te dará los recursos necesarios, así que nosotros salimos ganando. El se ocupa tanto de resolver lo tuyo como de darte lo necesario para resolver lo de el.

Cuando nos preocupamos por las cosas cotidianas nos agobiamos, y nuestra salud  tanto física como espiritual, se ve afectada, la preocupación no es más que mirar fijamente un pequeño problema hasta que se vea grande.

Tips para tener una buena salud espiritual

1- Reconocer que estamos mal
El primer paso para la solución de cualquier problema es reconocer que hay uno, mientras estemos justificandonos no podremos solucionar nada. Reconoce que necesitas ayuda y déjate ayudar.

2- Consumir buenos alimentos

Así como en la vida Fit se llevan dietas, en la salud espiritual es necesario tener una dieta, orar, congregarse y lo más importante de todo, No leer la biblia, la biblia no se lee, la biblia se estudia.

Nada de horóscopos, nada de lectura de mano, taza ni nada de eso, esos son engaños que buscan esclavizar tu vida. Para cualquier pregunta tengas la biblia tiene respuestas, solo debes estudiarla.

3- Compartir con otros

Compartir lo que aprendemos de la biblia con otras personas es muy importante, el ser humano es sociable nos desarrollamos y crecemos en la medida en que nos relacionamos con otros, debemos poner en práctica lo que aprendemos.

La salud espiritual es el equilibrio entre nuestra relación con Dios y nuestra vida secular.

Publicar un comentario

0 Comentarios